Eduardo Rodríguez Rovira —— España, suspenso en coronavirus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Tras el drástico confinamiento de más de 100 días, termina este periodo de pandemia, pero no vamos a cerrar la puerta al salir. Este es el momento de poder criticar la fase que acaba y expresar lo que opinamos los españoles sobre lo que ha pasado hasta ahora.

El Eurobarómetro que acaba de publicar el Parlamento Europeo ha mostrado sobre el grado de satisfacción de los europeos sobre las medidas que han adoptado los Gobiernos de sus respectivos países ante el COVID-19.

En el último lugar de los veinte países encuestados, nos encontramos con que el Gobierno español es el que sale peor parado. Mientras la media europea declaraba estar bastante o muy satisfecha con las medidas adoptadas por sus respectivos gobiernos en un 56%,  en España sólo lo están un 35%, es decir uno de cada tres encuestados, mientras que casi dos terceras partes están totalmente o bastante insatisfechas, 63%. Para ver el contraste, estamos impacientes esperando que la encuesta del antiguamente prestigioso CIS investigue este tema.

Desde luego, esta posición nos deja a una notable diferencia con nuestro querido vecino Portugal, el segundo de la lista con 85% de los encuestados bastante o muy satisfechos con las medidas tomadas por su país en la pandemia del coronavirus. No se pueden comparar los resultados en vidas humanas entre los dos países ibéricos, que no creo se deba a que “Portugal está al oeste de España”. No vamos a volver a señalar las diferencias y dejemos a la Comisión de Reconstrucción que trabaje aprendiendo de Portugal para estar preparados en caso de rebrotes graves.

A la vista de esta encuesta no parece que los españoles puedan compartir algunos eslóganes oficiales como que estamos en la “alta gama del éxito”, o que vamos a salir del confinamiento “más fuertes”. O presumir, cuando el Gobierno no sabe cuál es la cifra cierta de fallecidos por el coronavirus, de que se han evitado 450.000 muertes con el confinamiento.

En el año 2016 se publicó el libro 1785 motivos por los que hasta un noruego querría ser español, en el que se exponen los numerosos acontecimientos históricos, personajes famosos, inventos realizados por nuestro país (debería ser de lectura obligada por nuestros jóvenes, para elevar su autoestima como españoles). Está claro que para la mayoría de los españoles la actuación de nuestro Gobierno estos meses no deberá incluirse como el 1786 motivo en una futura edición de esta obra.

Cabe la reproducción de este texto siempre que se mencione a PROA como su fuente original


 

Eduardo Rodríguez Rovira
Presidente de Honor de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA).

NOTICIAS RELACIONADAS