——Las lecciones de la pandemia para los líderes del G7: cuanto mayor sea el nivel de bienestar social, más resilientes serán los países

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El análisis de desarrollo económico sostenible de Boston Consulting Group (BCG) destaca cómo el bienestar permite a los países abordar mejor el impacto de la pandemia

Los países con altas puntuaciones en la Evaluación del Desarrollo Económico Sostenible (SEDA) -índice de los niveles más altos de bienestar social- presentan una mayor resiliencia ante las crisis y han sufrido un menor impacto durante el primer año de pandemia, según el estudio ‘Economic Resilience Is Built on Societal Well-Being’ de Boston Consulting Group (BCG).

Según la investigación de SEDA, los países con un elevado bienestar experimentaron una menor caída de su tasa de crecimiento del PIB nominal, y tuvieron una mayor capacidad para limitar el crecimiento de su tasa de desempleo entre 2019 y 2020.

“BCG es un firme defensor de la necesidad de que los países centren sus políticas y estrategias de desarrollo en la mejora del bienestar”, afirma Vincent Chin, líder global de la práctica de Sector Público de BCG y coautor del informe. “La COVID-19 ha aportado una nueva dimensión: la oportunidad de observar cómo estos esfuerzos hacen que los países sean más resilientes ante las crisis”.

Acelerar el bienestar y la recuperación

El informe también destaca tres dimensiones que pueden tener un efecto multiplicador en el aumento del bienestar y que deberían ser prioritarias para los Gobiernos.

  • Tomar medidas para frenar el cambio climático
  • Invertir en la digitalización
  • Reforzar los sistemas de protección social para garantizar un crecimiento sostenible y equitativo

“A medida que los países continúan luchando contra la pandemia, deben pensar a largo plazo y realizar ahora inversiones que conduzcan a un progreso más rápido y sostenible durante la próxima recuperación”, indica Christian Schwaerzler, líder global de BCG para el Desarrollo Económico y coautor del informe. “Tenemos que dejar de ver la resiliencia como una simple estrategia defensiva. Los países resilientes no sólo están mejor situados para resistir choques como la reciente pandemia, sino que además vemos que su recuperación económica es más rápida. La pandemia también ha reforzado la necesidad de que los gobiernos miren más allá del crecimiento de los ingresos y del PIB para enfocarse en un objetivo más amplio el bienestar general.”

Cabe la reproducción de este texto siempre que se mencione a PROA como su fuente original

NOTICIAS RELACIONADAS