Ramón Tamames estima una caída del PIB español del 13% (y III)

En el tercero y último artículo de la serie, Ramón Tamames, catedrático de Estructura Económica, Cátedra Jean Monnet de la Unión Europea y miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, realiza una estimación sobre el alcance de la recesión en España, y analiza las políticas que se están llevando a cabo para combatirla.

Caída del PIB: 13% en tres meses

La estimación de la caída del PIB español que realiza Tamames se plasma en el gráfico siguiente, a partir de una serie de criterios:

  • Desglosa el PIB en 15 ramas de producción a partir de tres grandes bloques: agricultura, industria y servicios.
  • En la primera columna valora en miles de millones de euros el peso de cada una
  • En la segunda columna divide la cifra por 12, para saber la aportación a la caída de cada rama de producción durante los tres meses previstos de crisis.
  • En la columna caída/mes incluye una estimación del porcentaje de caída en cada uno de los doce meses
  • En la columna Equiv €, incluye la valoración en millones de euros de esta disminución de actividad.
  • En la columna %PIB refleja esta cifra en porcentaje sobre el PIB.
  • Las filas Totales incluyen el resumen del impacto del coronavirus en tres meses: el del primero (4,3 por 100), el de dos meses (8,7 por 100), y finalmente, el de tres meses (13 por 100).
  • El impacto total lo estima en una caída del 13 por 100 del PIB. Cifra comparable a otros países que ya han superado la crisis, caso del 12 por 100 en China y el 7,1 por 100 en Japón.

Este nivel de caída de PIB tendrá un efecto negativo sobre el empleo. Es previsible que 500.000 personas vayan al paro en el corto plazo, en función de los EREs anunciados, y ello teniendo en cuenta las facilidades que el Estado ha anunciado para la pervivencia de las empresas.

Sin embargo, pese a esta caída,  la recuperación será más rápida que durante la pasada crisis 2008/2014. Tamames cree que bastarán unos meses, porque no hay crisis sistémica en España,  ni en el sistema crediticio, ni en el mercado laboral.

El siguiente cuadro detalla los ocupados en España, 19,967 millones en diciembre 2019, distribuidos por ramas de actividad.

Medidas insuficientes

Las medidas tomadas hasta el momento, según Tamames, no están a la altura de la gravedad del problema.  La Comisión Europea anunció en febrero 25.000 millones de euros, una cantidad muy baja, en ayudas a empresas y trabajadores. A diferencia de la Fed en EE.UU., que el 15 de marzo fijó el tipo de interés básico del Sistema en cero, y aportó 600.000 millones de dólares para apoyar la liquidez de empresas, a través de la compra de bonos corporativos por la Fed en el mercado secundario, haciendo de banco central en EEUU.

Posteriormente, la presidenta de la Comisión Europea, anunció ayudas que podrían llegar a un billón de euros a través de compras de Deuda Pública y bonos corporativos. Pero las posturas en los países de la UE difieren mucho unas de otras. Alemania anunció el 13 de marzo un programa de garantías públicas sin límite para préstamos a empresas, y hasta medio billón de euros para atender las necesidades de recursos de las empresas alemanas.

Por el contrario, las medidas de España han sido hasta el momento, poco efectivas. El Real Decreto Ley del 10 de marzo contemplaba lo siguiente:

  • Adelanto de 2.800 millones para las CC.AA., a incluir en los futuros Presupuestos Generales del Estado, si es que se aprueban.
  • 000 millones de euros para aplazamientos de pagos a la Hacienda Pública por parte de pymes y autónomos;
  • Aplazamiento de reembolsos por los créditos del Estado a empresas industriales, incluidos los apoyados por la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y mediana Empresa;
  • 400 millones para evitar la debacle del sector turístico, en una línea del ICO;
  • Medidas de ahorro para el transporte aéreo, flexibilizando los slots, para que no se pierdan por los reajustes en la disminución del número de vuelos;
  • Devolución de billetes vendidos no utilizados por parte de Renfe, sin recargos;
  • Reforzamiento de la competencia en los mercados, por la CNMC, para evitar abusos de precios en productos básicos.

Medidas poco operativas e insuficientes, según Tamames. Por ejemplo, los créditos del ICO ya incluían préstamos que compensaban el cierre del touroperador Thomas Cook.

El segundo Real Decreto Ley de 18 de marzo de 2020 incluye medidas con mayor alcance, en un marco temporal de hasta seis meses. Que suponen recursos por valor 200.000 millones de euros, de los cuales, 117.000 son públicos:

FAMILIAS

  • Moratoria para pagos de hipotecas, para evitar desahucios.
  • Otras ayudas estatales a través de entidades locales (ayuntamientos y diputaciones provinciales)

TRABAJADORES

  • Adaptaciones de jornada laboral para evitar despidos
  • Flexibilización burocrática para agilizar EREs y ERTEs, en no más de una semana
  • Apoyo a los trabajadores autónomos en sus pagos a la Seguridad Social

EMPRESAS Y AUTÓNOMOS

  • Aplazamiento de cotizaciones a la Seguridad Social
  • Disponibilidad de liquidez con una línea de avales del Estado para créditos a exportadores y pymes por 100.000 millones de euros
  • Apoyo a economía digital e I+D+i

INVESTIGACIÓN

  • Programa científico de 30 millones de euros al CSIC y a la Universidad Carlos III para investigaciones sobre el virus

Este segundo paquete de medidas si parece haber entrado en el fondo de la cuestión, aunque plantea algunas dudas. No se aclara de dónde saldrán los recursos, si de la Comisión Europea, BCE, BEI, Deuda Pública, etc. Tampoco se menciona la probable subida  del déficit público del 1,5 por 100 del PIB al 3 por 100. Ni se aclara el papel del sector privado en los estímulos y apoyos.

Tamames destaca otros aspectos positivos en la gestión del gobierno de la crisis. La ministra de trabajo se reunió el 22 de enero con la CEOE y CEPYME, así como los sindicatos mayoritarios CC.OO. y UGT, acordando medidas que garantizan la protección por desempleo. En concreto, la necesidad de agilizar expedientes de EREs y ERTEs, dado el elevado número de expedientes de regulación que se han presentado.

Para 2020 el gobierno había previsto un gasto en prestaciones por desempleo de 18.000 millones de euros. Esta cantidad deberá subir, para atender a los 500.000 parados nuevos. Tamames estima en  4 millones el número total de parados en España tras la pandemia.

Conclusiones

La caída del 13% del PIB es el peor impacto de esta crisis, en contraste con la previsión del 1,5% de subida que se manejaba antes de la pandemia. Tamames cree que cuando el problema sanitario termine, la actividad se recuperará con cierta rapidez, pero no lo suficiente para evitar la recesión, el aumento del déficit y la expansión de la deuda pública.

Por lo que, desde ya, el Gobierno debe preparar y aprobar Presupuestos extraordinarios para 2020, que contemplen medidas fiscales, económicas, sociales y otras, que abarquen todas las vertientes que plantea la crisis del coronavirus.

 


Ramón Tamames

Catedrático de Estructura Económica

Cátedra Jean Monnet de la UE

De la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas